El inventario de un negocio veterinario es determinante para la rentabilidad y eficiencia de los procesos, ya que, para mantener un equilibrio financiero, es sumamente importante controlar el flujo entre entradas y salidas de productos.

Los profesionales de la clínica veterinaria deben tener en cuenta que los stocks de productos son parte de los activos del negocio, y que el objetivo de mantener organizado un inventario es ahorrar costos para recuperar la inversión y obtener ganancias. Por eso hemos recopilado y resumido los 5 CONSEJOS más útiles a la hora de gestionar y trabajar en el inventario del negocio veterinario:

  • Conoce el histórico de ventas: analiza qué producto tiene mayor rotación y cuál deja un mejor margen de ganancia, esto para comenzar a tener una idea del comportamiento de la demanda en tu negocio, estacionalidad y temporadas convenientes para generar más compras o establecer descuentos y promociones.
  • Establece diferencias productos vs insumos: la dinámica del inventario es bastante diferente cuando se analizan los productos para la venta al público (como antiparasitarios, lociones, alimentos y accesorios) respecto a los productos que se utilizan como insumos en la práctica profesional (medicamentos, materiales descartables, reactivos para análisis, entre otros) establecer diferencias te permitirá prevenir quiebres de stock y analizar tendencias.
  • Recuerda que tu negocio no es un almacén: los datos de rotación y movimiento de cada producto son esenciales para determinar la cantidad ideal que debes comprar y establecer stock mínimo/ stock máximo. Lo usual en la industria es tener una rotación entre 10 y 12 veces por año, pero si el movimiento es menor asegúrate de tener márgenes más altos o analizar casos puntuales.
  • Controla el margen bruto y neto: establece tu promedio de margen actual y tu meta para cada producto o tipo de producto en tu negocio veterinario, un margen entre 140% y 170% generalmente se considera como “óptimo”, aunque siempre dependerá de la localización del establecimiento y el tipo de negocio.
  • No te dejes llevar por grandes descuentos: no compres grandes cantidades de un producto si con ellos bajarás demasiado tu rotación promedio anual, aún con un descuento o facilidad en el pago debes tomar en cuenta la probabilidad de venta no impacte en tu flujo de caja, recuerda que el dinero de un inventario inmovilizado podrías invertirlo en otras cosas.

El sexto gran consejo: tecnología para la gestión de inventario

Innovar en tus procesos y contar con tecnología que simplifique la obtención de datos, evita errores humanos y ahorra tiempo valioso, lo que le permite a la gerencia o administración veterinaria dedicar atención a otros aspectos del negocio.

Un software de gestión para centros veterinarios constituye un buen ejemplo de las ventajas que el uso de la tecnología trae consigo. Entre esas ventajas encontramos:

  • Eficiencia en el tiempo: un sistema automatizado de inventarios te evita dedicar muchas horas al proceso bodega, proveedores y órdenes de compra.
  • Mejoras en productividad: conocer rápidamente que productos tienes en stock mínimo, te permite contar con una respuesta efectiva ante la demanda.
  • Control y detección: con datos fiables del inventario, podrás reconocer rápidamente cualquier actividad irregular, evitando robos y mermas.
  • Liberar y optimizar el espacio: aprovecha al máximo el espacio disponible en tus almacenes para incrementar la rentabilidad por metro cuadrado.
  • Evitar compras innecesarias: el sistema también te alerta acerca de stock máximo, evitando acumular una cantidad inadecuado de un producto determinado.
  • Análisis inversión: permite establecer claramente la inversión en todos los productos que tienes en bodega, con datos actualizados en tiempo real. Detectando fácilmente artículos de lento movimiento o de venta estancada, y así elaborar estrategias para salir de ellos fácilmente.

Dodozooft puede ayudarte a gestionar tu inventario de manera ordenada y eficiente, el seguimiento y control de inventarios es una actividad medular en cualquier empresa ya que, al tener datos confiables del mismo, puedes tomar mejores decisiones y reducir costos, al no sumar excesos o tener faltantes de mercancía, lo cual indudablemente permitirá a tu centro veterinario ofrecer un mejor servicio al cliente. Además, contar con niveles óptimos en tu inventario, te puede ayudar a liberar flujo de efectivo para invertir en otras prioridades.

Si deseas conocer nuestra herramienta para control de inventario en clínicas veterinarias o recibir una asesoría #Dodozooft pincha aquí